Frases célebres y versos varios

  • “Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda”. (Martin Luther King, Marcha en Washington por el trabajo y la libertad, 1963 )
  • Mister T: "Qué aceitoso está el aceite!"; "Uso los brazos de hilo dental"
  • "Es una vergüenza mandar callar a un necio, pero más lo es dejarle seguir hablando." (Benjamin Franklin)
  • "En mi vida he trabajado más que el ganso que pone sus huevos en lo alto del alcornoque..." (Jogen Hasler) [no es mi caso, vale :P ]
  • "La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días" (Benjamin Franklin)

jueves, 1 de mayo de 2008

cosas de la vida

creo que de saber escribir en un diario los pensamientos e ideas que he tenido con el tiempo, creo que si fuese capaz de escribir aquello que siento en una carta sin destinatario ni remitente, contendría algunas frases como éstas...


Cuantas veces me he caído a lo largo de esta vida,/ y he aprendido a levantarme en esa eterna caída;/ que las penas no se olvidan ni con porros ni bebidas./ "Game Over". Puedes jugar bien y perder la partida./

Por arriesgarte ni te imaginas los colegas que llegan a traicionarte./ ¿Cuántas preguntas más solo debes solucionarte,/ cuántas penas llegarán a ahogarte,/ cuántas bellas damas consiguieron conquistarte?/

Cuando algo no sea justo no puedes guardar silencio./ Tú sabes que algo falta para llenar el vacío./ Debes seguir bien firme en línea recta ese camino./ Jamás debes hundirte, lucha y sigue pero erguido./

Cuando todo salga mal espérate, no corre prisa./ Siempre al mirar tu foto se me nublaba la vista,/ pesimista he sido siempre y creo que seguiré siendo/ porque todo me va igual y en recuerdos te sigo viendo./


No fue buena tu intención no pude olvidar tu traición,/ porque murió, se rompió y dejó de latir mi corazón,/ me encerraste en tu prisión sin previa justificación./ ¿Por qué te fuiste? Te pregunto sin darme una explicación./


Gracias a ello me convertí en un niñato desconfiado,/ porque la vida da palos, sólo debes aceptarlos./ En mis ojos sólo queda ya odio y un puro rencor,/ porque no sabes el dolor que se siente al perderlo todo./


Me encerré en la habitación y en un rincón me pusé a llorar./ "Dime de qué coño sirve si tú ya no estás."/ Quiero borrar de mi mente todos los momentos malos,/ quiero seguir siendo fuerte, aquel niño desconsolado./


Pero aún te veo reflejada en aquel oscuro cristal,/ recordando aquellos días, juntos en ese portal,/ en el que rozaba tus labios; ese tiempo era genial./ Recuerdo que quería estar junto a ti hasta el final./


Son cosas de la vida, son cosas de tu historia,/ cosas del día a día; hay penas pero también glorias./ Días en los que vuelas, días que te caes en fosas./ En el jardín plantado hay mala hierba y también rosas./


Un día más todo se nubla, ya no hay ganas de vivir./ No hay nada por lo que seguir, no hay nada que haga sonreír,/ y es que al final uno acaba hasta conviviendo con sus penas./ Uno acaba solo con ganas de cortarse las venas./


Porque amigos, porque fracasarías por norma;/ yo confié en vosotros y la amistad se deforma,/ facilmente mi frágil mente se escapó de todo./ Entre frase y frase, caja y bombo yo salí del lodo./

Si es que todos ciegamente mirais sólo en vuestro bien,/ pues amigos verdaderos sólo uno de cada cien./ Sé que sólo puedo confiar en el bolígrafo y papel,/ porque al contarles mi vida no me siento como un imbécil./

les narro uno a uno mis secretos más profundos,/ pues ni se reirán de mí ni se enterará todo el mundo./ Me han fallado tantas veces que ya perdí la cuenta,/ y no recuerdo, la verdad quizá unos 30 o 40./


Y es que más de la mitad bajo una máscara se emmascara;/ les mueve el interés, la codicia, nada ganan./ Perderán más amistades de las que jamás ganarán./ A dónde irán, día a día, me pregunto, a dónde irán./


Ya no espero nada de nadie, no espero que me entiendas,/ no mencionaré ni un nombre, no creo que valga la pena./ Sé que no existen amigos aunque me tengo a mí mismo./ Sé que puedo vivir solo sin caerme en el abismo./


Es el relato de cualquier historia en cualquier parte./ No confíes en nadie, pueden fallarte./ Esto sólo son consejos que este pequeñajo puede darte,/ pero a partir de ahí dejo en tus manos lo de fiarte./


Porque el tiempo va cambiando pero la gente también;/ porque el tiempo va pasando y nunca se va a detener;/ porque quedan muchas cosas todavía que aprender;/ porque aún queda un camino en la vida que debo escoger./


(Porque) son cosas de la vida, son cosas de tu historia,/ cosas del día a día; hay penas pero también glorias./ Días en los que vuelas, días que te caes en fosas./ En el jardín plantado hay mala hierba y también rosas./


Y es que son cosas de la vida, capítulos de mi historia./ Aquel cuento de hadas se convirtió en más pena que gloria,/ en escoria derramada, llantos sobre una almohada,/ porque desgracia me aclama y me acompaña hasta la cama./


Paranoias, rayadas y una amarga soledad./ Me dejó la dama la cual amaba de verdad./ Cada mañana bajo sábanas lloro pensando en ti./ Esa noche que discutimos fue la última vez que te vi./


Y me pregunto el por qué de cada beso que me dabas./ Por qué en ti confiaba si el porque era la respuesta que faltaba./ Por qué la suerte jamás me acompaña./ No me extraña que no crea ni una pizca en la esperanza./


Laberinto sin salida; te busco y no te encuentro./ En el único lugar que estás es en mi pensamiento,/ bien adentro, exactamente donde están los sentimientos,/ los lamentos, desde entonces mi corazón late lento./


Tras meses a veces sigo pensando cuando era tu niño./ Aquellos besos por el cuello lentamente y con cariño/ que me dabas me llenaban de esperanza y de ilusión./ Sigo recordando el día que murió mi corazón./


Recuerdo que mi vida por ti hubiera dado./ Dudo que exista alguien que te ame como te he amado./ Nunca te faltó de nada porque todo te lo di./ quiero dormirme y despertar, saber que jamás te perdí./


Y aunque me cueste aceptarlo sigues en mi pensamiento./ Intento olvidarte pero es que no sé si quiero./ Todos sabemos que el orgullo no lleva a ninguna parte./ Todo es oscuro desde el día que me dejaste./


Suerte me dio la espalda y se perdió la esperanza./ el tiempo olvida y no perdona, no espera, la aguja avanza./ Yo perdono y nunca olvido. Me siento solo y vacío./ Jamás me arrepentí del tiempo que juntos vivimos./


(Porque) son cosas de la vida, son cosas de tu historia,/ cosas del día a día; hay penas pero también glorias./ Días en los que vuelas, días que te caes en fosas./ En el jardín plantado hay mala hierba y también rosas./


Que la vida es una mierda además lo corroboramos./ No hacemos nada al respecto y de brazos nos cruzamos./ Fácil esconderse, quejarse, ahogar penas en botellas,/ sin pensar ningún momento que consecuencias conlleva./


Engáñate, vive empeñado en decir que la vida es bella./ Pasan horas, días, meses, años y aún confías en ella./ El daño ya pasó; vive el hoy o perderás el mañana./ Esta es la historia de alguien que ya no confía en nada./


Aprecia lo que tienes antes de que se te escape,/ porque muchos se arrepienten y ya es demasiado tarde,/ y derraman lágrimas, solos en un roto silencio./ El tiempo avanza lento dentro de su cuerpo muerto./


Tú vive cada momento como si fuese tu último respiro/ del aire contaminado en el crepúsculo./ El versículo final, final del último capítulo./ Cómo llamarle a este episodio que no tiene título./
(de la mano del autor de aquel conocido "las niñas son unas guarras" y ojo, va sin segundas!!!)

1 comentario:

Fet E. Stinks dijo...

De buen rollito, ¿eh?